Escape Morella

Escape Morella. El retorno del Moredallon

Y aprovechando una escapada a Morella, Puzzle y V deciden adentrarse en una aventura jurásica.
Hacemos nuestro primer escape room en exterior!…¿Puede haber un escenario mejor?
Ayudados por Sebas, nos seleccionan para mantener a salvo el secreto del Morelladón, un dinosaurio cuyos restos fueron encontrados en Morella y el cual tiene un cráneo que por sus cualidades podría convertirse en arma de combate. Al parecer, el profesor Querol tiene en su poder este cráneo, y por esto está siendo perseguido. Así que ha decidido esconderla para que no caiga malas manos.
Una buena forma de conocer Morella sin duda. Un escape divertido, con unos enigmas incluidos en las calles del pueblo que te harán recorrer las preciosas calles y estrujar las neuronas de lo lindo.
La dificultad se acopla al número de jugadores y a su experiencia, así que no hay excusas para no ir a la búsqueda del cráneo del Morelladon!

Los inocentes

Black Key. Los inocentes

Esta Clínica de Salud Mental “Los Inocentes”, no tiene nada de inocente! Se asustó hasta nuestro querido Dalí-atraca-bancos el que nunca tiene miedo!
Siempre puedes elegir el nivel de tensión pero para poder disfrutar al máximo de la experiencia que nos hace vivir Black Key, os recomendamos que dejéis los miedos a un lado, porque aunque asuste, no te hacen pasar un mal momento, y le da el toque perfecto.
Los game master consiguen su objetivo, escapamos de la sala a modo “sálvese quien pueda”, y eso que nos sobraron 8 minutazos. A pesar de los empujones que nos dimos, el juego es bastante colaborativo y los enigmas están muy elaborados para que nadie se quede de manos cruzadas (o escondid@ para que ningún “inocente” se le aparezca).
La inmersión es tal que, debido a la tensión, los enigmas resultan más complicados, pero totalmente hilados e integrados en la sala. De la ambientación no podemos decir nada malo, la mitad de la inmersión es gracias a la ambientación tan conseguida y cuidada, punto a destacar es que esa ambientación se la han “currado” con sus manos y eso es de agradecer.

A pesar de no llevar mucho tiempo abierto, no es otro psiquiátrico más, han conseguido darle una vuelta y crear una sala original y realmente divertida.

  ¿Te atreves a vivir una INOCENTE aventura?